No Vendas Productos, Vende Universos
No Vendas Productos, Vende Universos Imagen gratuita tomada de stockvault.com

No Vendas Productos, Vende Universos

Destacado

Este reto es de creatividad, redacción y escritura. Si ves que necesitas pedir ayuda, no dudes en hacerlo. Hay publicistas que conocen la importancia de la redacción publicitaria corta, conscisa y dirigida. Por esto, vas a escribir en no más de 250 palabras todas las ventajas competitivas de la oferta que estás desarrollando, de tal manera que cuando alguna persona la lea, oiga o vea, le provoques ganas de adquirir este producto o servicio. Recuerda que para convertirnos en el objeto del deseo de esa masa crítica de mercado a la que queremos llegar, lo que sea que ofrezcas, debe resolver un problema de sobrevivencia, reproducción, dominación, poder, defensa o protección, para que puedas activar el cerebro límbico de tu lector.

Recuerda que lo importante no son los materiales, ni el proceso de producción, ni el descuento que vas a aplicar! lo realmente importante, es lo que el cliente, va a sentir y conocer, las emociones que va a tener, los sentimientos que se vana a generar en él, en lo que él se va a transformar cuando logre usar este maravilloso producto o servicio, es decir que debemos crear casi que un universo paralelo para que nuestro cliente pueda vivirlo y experimentarlo por si mismo.

A manera de sugerencia, observa las personas que hacen parte de tu target, para que puedas aprender a conocerlas, así podrás saber cómo es su sensación de satisfacción si se tuviera solucionada la necesidad.

Fíjate que para algunas personas un auto sencillamente es un vehículo de transporte, en cambio para otro tipo de segmentos de mercado, un auto es un referente de poder.  No todos tenemos el dinero para adquirir un Bugatty Veyron (€$1'500.000 aprox) por ejemplo. Este tipo de sensaciones lleva a las personas a comprar la ilusión de "ser el mejor", o de "llegar primero", o de "ser el único". Estas sensaciones de únicidad y casi que omnipresencia u omnipotencia, permite vender conceptos fantásticos desde lo racional, pero reales desde la percepción del mercado.

En la mayoría de ocasiones la sugerencia es que no debes preguntarle a tu público, y aquí debemos hacer alusión a lo que decía Henry Ford, "Si le hubiera preguntado a las personas qué querían, seguramente hubieran dicho que querían caballos más veloces".

Recuerda que si nuestro portafolio se convierte en un universo paralelo para nuestros clientes, estaremos logrando un manejo excelente de la proyección y descripción de nuestra oferta, claro está, debemos solucionar algún problema o necesidad del mercado para ello, de lo contrario estaremos fuera del juego.

En todo caso, en cuanto mejor describas las sensaciones, experiencias, sentimientos o emociones, las mejoras funcionales de tu producto se convertirán en un viaje a las estrellas, ahora, que quede claro que la idea no es mentir, ni exagerar, solamente analizar el pensamiento de tu cliente, para ofrecerle lo que él desea, no lo que tu quieras ofrecer.

Modificado por última vez enMartes, 06 Enero 2015 17:37
(0 votos)
Visto 536 veces

Log in

fb iconLog in with Facebook
create an account